Comunidad

“Garantizar el encuentro aún en la virtualidad”

 

Nuestras comunidades han sido cimentadas sobre la base de que todos los miembros deben sentir que tienen importancia y son tenidos en cuenta, es por ello que hablamos del encuentro como un valor comunitario.

Los niños y niñas entre sí y con los adultos, como así también los adultos de los equipos y las familias, mantienen estrechos lazos y contacto. Se generan espacios de intercambio presenciales como así también a través de plataformas y herramientas de comunicación. 

En la virtualidad este modo de ser y hacer podría haberse puesto en riesgo. Por eso una de las primeras afirmaciones de la Red fue: debemos garantizar el ENCUENTRO, aún en la virtualidad.

En tal sentido hemos mantenido reuniones de trabajo entre equipos docentes y directivos con fines laborales, sociales y de bienestar. A medida que avanzaba el aislamiento hemos creado cada vez más encuentros para los alumnos combinando variantes de grupos enteros, reducidos, intersede, entre secciones...

Algunas experiencias tienen finalidad didáctica y otras apuntan al encuentro de reflexión, social o entretenimiento. Hemos desarrollado así: clases, orientaciones, encuentros con grupos reducidos de explicación, asambleas llevadas a cabo por el Depto. de Orientación (como hacemos en la presencialidad) y RECREOS, encuentros divertidos con sorpresas. 

También según las edades y disponibilidad e interés para los alumnos, alumnas y sus familias fuimos creando grillas horarias de actividades con convocatoria obligatoria y otras sugeridas o simplemente invitaciones.

 

Para completar la interacción de actores institucionales tras 2 meses hicimos una ronda de reuniones de padres con las familias de todos los grupos y edades, en donde además de compartir proyectos, se recibía feedback y se dejaban registros a modo de “ticket de salida” sobre aspectos relevantes (aprendizaje, autonomía, emociones, aprovechamiento de la propuesta, sugerencias, etc.)